Llegar & moverse en Belém

Cómo llegar y moverse en Belém

Como una de las privilegiadas puertas de entrada a la Amazonia, Belém cuenta con numerosas vías de acceso. Ya sea por tierra, por aire o por agua, desde las principales ciudades de Brasil y varios destinos internacionales se puede llegar a Belém sin dificultades.

Llegar en avión

Llegar en avión a Belém: Aeropuerto de Val-de-Canse

Belém posee un aeropuerto internacional, el Aeroporto Val-de- Cães, con vuelos diarios desde y hacia las principales ciudades brasileñas: Manaus, Belo Horizonte, Rio de Janeiro, San Pablo, Brasilia, Fortaleza, Foz de Iguazú, Recife, Porto Alegre y Salvador, entre otras. También hay vuelos directos desde Miami, Surinam y Guyana Francesa. Cargo Airlines, Azul, Gol, META, Passaredo, Pantanal, Puma Air, TRIP y Varig Log son las principales líneas que operan en el aeropuerto.

La terminal aérea se encuentra en la localidad Val-de-Cães, a unos 12 kilómetros del centro de Belém. Varios autobuses, taxis y shutters realizan el traslado.  

Llegar en ómnibus

La terminal de ómnibus de larga distancia de Belém se sitúa en Praça do Operário, a tres kilómetros del centro urbano, y recibe varias líneas de distintas partes del país. Sin embargo, los viajes desde las ciudades del centro y sur de Brasil son extensos y pueden llegar a ser extenuantes (27 horas desde Fortaleza, 36 horas a Salvador, 51 horas desde Rio de Janeiro), por lo que en general es recomendable tomar vuelos desde las ciudades lejanas.

La empresa Itapemirim (teléfono 0800 723 2121) realiza las conexiones largas a Rio de Janeiro, Fortaleza y Salvador. Rápido  Excelsior (3249-5188) y Siprovan (3226 5872) hacen viajes desde y hacia Marudá, mientras que Transbrasilia (3226 1942 ) opera con numerosas ciudades como São Luis, Palmas y Rio de Janeiro.

Llegar en Barco

Llegar en barco a Belém: Hidrovia de Belém

La Terminal Hidroviaria de Belem, situada en Av. Marechal Hermes, se encuentra en permanente actividad. Hay traslado diarios desde y hacia islas cercanas como la Ilha do Marajó. También hay viajes por el Amazonas que comunican a Belém con Macapá, Santarém y Manaus.

Aunque el viaje es más largo que en avión (lleva cinco días navegar desde Manaus), atravesar la selva y transitar el Amazonas es un paseo imperdible para los amantes de la naturaleza, y constituye en sí mismo un disfrute. Hay servicios con todas las comodidades, incluyendo comidas y cabinas privadas.

La empresas fluviales que operan en el puerto de Belém son Marques Pinto Navigação (teléfono 3272 3847), ENART (teléfono 3224 1225), Rodofluvial BANAV (teléfono 3269 4494) y
São Francisco de Paula (teléfono 3242 2070).

Moverse en Belem

Moverse en Belém: calles y ciclovías

El tránsito en Belém no se caracteriza por su eficiente orden, de manera que no se recomienda conducir por la ciudad a menos que se tenga experiencia en tráficos difíciles. Para los conductores expertos, hay  a disposición varias arrendadoras de autos en el aeropuerto Val-de-Cães.

Para quienes prefieren trasladarse sin preocupaciones, son numerosos los ómnibus urbanos que por 1,70 reales conectan los distintos puntos de la ciudad. Hay muchas paradas sobre las principales avenidas de la ciudad, como la Avenida Governador José Malcher y la Praça da Republica. La mayor parte de las líneas detienen sus frecuencias hacia la medianoche, aunque hay minibuses que operan en la zona céntrica durante toda la noche.

El taxi es la opción más cómoda para desplazarse por la capital paraense, sobre todo en las horas nocturnas. En lo posible, es más conveniente llamar al taxi que tomarlo en la calle. Algunas de las empresas de taxis son Cotapem (teléfono (0055-91) 3224-4400), Cooperdoca (teléfono (0055-91) 3241-3555) y Rubinho (teléfono (0055-91) 9981-2354). Los viajes cortos se cobran según la distancia recorrida. Para los viajes largos, se recomienda pactar previamente una tarifa con la empresa o el chofer.  

 Y si te gusta hacer ejercicio, no desaproveches la oportunidad de recorrer Belém  en bicicleta. Hay numerosas ciclovías junto a las principales avenidas, que permiten disfrutar de la fresca sombra de los mangos mientras se descubre el encanto de la ciudad.  
 

Si viajas a Belém no olvides contratar tu seguro de viaje


0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario